Tiene que quedarte bien en el primer broche

Normalmente estamos acostumbradas a que nuestro sostén se ajuste en el último broche, incluso los compramos bajo esta premisa. Pero lo correcto es que te quede bien en el primer broche, para que cuando se afloje por el uso puedas recorrerlo y seguirlo usando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp WhatsApp